Foto de la vigilia por las victimas de Orlando en Dublín 13/06/2016 (http://www.todayfm.com/Hundreds-turn-out-at-Orlando-vigil-in-Dublin)
Ayer fue un día muy duro para mí. No porque hubiera muerto ningún familiar y/o amigo cercano ni lejano en Orlando. Ayer, en la madrugada de Florida, se perpetró un ataque LGTBFOBICO que resonará en la psique del colectivo durante mucho tiempo.
Ayer fue el día en el que el mundo ha mostrado su careta, una careta que me da miedo, un terror que me invade por dentro. No paraba de leer comentarios, noticias en periódicos, debates en televisión. Todos tenían algo en común, más bien había algo que faltaba en común. Declarar lo que el ataque había sido realmente.
¿Parece absurdo no?
El ataque mato a 50 personas. Si, personas. Pero se nos olvida la pregunta más obvia. ¿Por qué los mataron? He leído de todo a lo largo de ayer, en mis redes sociales fui muy crítico con todo lo que se decía. Pero en la mayoría de comentarios que veía de la gente. Todos eran políticamente correctos. Si, se denuncia el odio a las personas con gustos o preferencias distintas, pero se tiene miedo a clasificar el ataque por lo que fue. Este no ha ido un ataque para causar el máximo daño posible como en París, las torres gemelas, el metro de Londres. Esto ha sido un ataque localizado con un “target” especifico.
Visionando un vídeo ayer de un activista LGBT+ famoso Owen Jones en un debate de la cadena SKY (UK) donde sus dos contertulios no paraban de decir que había sido un ataque de odio, un atentado, usando palabras como lunático, loco, demente. Para obviar varias cosas, en este mundo políticamente y económicamente correcto, decir la verdad puede costar caro. Así que el activista, intentando dar sus razones y los otros llamándolo de loco y de “loca victimista” decidió largarse del plató.
Y ahora viene cuando yo os digo el porqué. NO estoy viendo que se diga en voz alta que esto haya sido el mayor ataque homófobo perpetrado contra la comunidad LGTB+ en muchísimo tiempo (no olvidemos ni obviemos los que se comenten a diario en países donde ser gay este penado con la muerte), porque os pondré un par de ejemplos claros de actos violentos contra colectivos.
  • Cuando los policías en estados unidos, se lían a palizas y tiros contra la comunidad negra. Se habla de racismo y de un ataque “A LA COMUNIDAD NEGRA
  • Cuando palestinos asesinan a la delegación olímpica de Múnich, secuestran un avión israelí o cometen atentados contra israelitas. Los medios hablan siempre de comunidad judía y de antisemitismo.
  • Cuando los nazistas de Europa le prenden fuego a una mezquita, o a una comunidad musulmana. Se habla de islamofobia o contra la comunidad musulmana.
Cuando un loco hijo de puta ataca deliberadamente a la comunidad LGTB. TODOS SON PERSONAS.
¿Empezáis a entender el problema?
También somos una comunidad, llevamos luchando por nuestros derechos muchísimo tiempo, nos hemos ganado la palabra “comunidad” con muertes, palizas, insultos y años de sufrimiento. ¿Porque se sigue ignorando que ha sido un ataque LGTBFOBICO?
Yo os diré mi teoría. Si se declara que es un ataque de esa magnitud estaremos poniendo la LGTBfobia a la altura del terrorismo. Todos aquellos que a día de hoy practican la LGTBFOBIA serán equiparados con un terrorista. Eso, es algo que una parte de la sociedad no puede permitir.
¿Tanto cuesta decir que ha sido un ataque homófobo? Parece que sí.
Compártelo en: