Hoy, mientras revisaba un grupo de FB, he visto un post de Erick A. Martinez donde hablaba de la literatura LGTBI+ y que en algún grupo no está bien vista. Pero no quiero hablar sobre su post que me ha parecido la mar de correcto. Sino por uno de los comentarios que me ha hecho reflexionar un poco.

Las etiquetas, y ojo que digo etiquetas, no Categoría de libros. Hoy os daré mi opinión sobre ello. Creo que las etiquetas están mal usadas. El ser humano necesita catalogar para entender, resulta complejo de entender. Pero, aunque digamos que no usamos etiquetas o que las detestamos si nos analizamos interiormente nos daremos cuenta de quizás nuestras etiquetas sean distintas, pero seguimos etiquetando.

A día de hoy, la etiqueta LGTBI+ es necesaria porque se nos tiende a invisibilizar, es la tónica general de la masa, la masa intenta ignorar aquello que le resulta incómodo o que no quiere ver. Y por eso usamos etiquetas, por eso tenemos categoría en Amazon (menos en España que sirve para lo mismo que la escobilla del WC). Siempre habrá quien no esté de acuerdo en que existan las etiquetas LGTBI+ porque no se vea representado (algunos me han preguntado donde están representados los hetero ahí)

Si, esa es mi cara cuando me preguntan cosas así. Cuando un heterosexual, me vende lo de que no son necesarias las etiquetas, he de recordarle que nosotros luchamos contra la invisibilidad, pero al parecer el hecho de que se nos vea incomoda, no gusta y es preferible mantenernos en un discreto segundo plano. Algunos deciden preguntar en voz alta, ¿Por qué debo darte un trato diferencial solo porque te acuestas con tíos? A lo que yo le respondo muy divinamente, ¿Por qué me juzga la gente y me niegan derechos que tú tienes sin que nadie te lo cuestione ni te pregunte con quien te acuestas?

¿Veis? Las etiquetas de nuevo, tu eres un hetero normal y corriente. Esto no es un alegato a que los gais somos mejores que los hetero. Es un alegato a que las etiquetas, para todo, y tal y como nuestra sociedad está construida, son necesarias. Mal nos pese.

Voy a terminar este pequeño alegato diciendo algo. Las etiquetas LGTBI+ nos ha costado mucho ponerlas ahí. Leí hace no mucho en un grupo unas autoras que decían que ellas no catalogaban sus obras como LGTBI, por lo que he visto solo tienen un libro (dividido en dos partes cortas) que he descubierto más tarde que están sacadas de un spinoff de una obra marcadamente heterosexual. Es decir, usando de gancho la obra hetero han conseguido tener un buen acercamiento a la novela homosexual.

Responderme a algo todos vosotros, quienes de vosotras elegiría una novela gay que os encontrarais solo en Romántica o erótica. Por defecto solo aquellos que leen ese tipo de novela la cogerán sorprendidos de que este ahí (a mí me ha pasado) porque la gente, necesita etiquetas y si no las ponemos. Estáis colaborando con la invisibilización del colectivo y de sus historias.

Ale… ahí lo dejo.



Compártelo en: