Hola a todos.

Aun disfrutando de mi verano de vez en cuando navegando por Internet vienen esas pequeñas inspiraciones. Que se acaban formando en pequeñas cositas. Esta imagen me llevo a este micro relato. Disfrutadlo.

No fue el otoño quien te hizo daño.

No fue el otoño quien rompió tu corazón en mil pedazos, y todo se manchó de rojo.

No fue el otoño quien te abandonó, dejando tu alma vagando en pena.

No fue el otoño quien te convirtió en lo que eres.

Fue el otoño quien te hizo conocerle en un parque, mientras mirabas las rojas hojas esparcidas en el suelo.

Fue el otoño quien consiguió que olvidaras que tenías el corazón roto y el alma destrozada.

Fue el otoño quien te dio una oportunidad y tú supiste aprovecharla.

Compártelo en: